Dr. Ariel RiveraAguerri

Cirugía de hernia inguinal- Reparación Laparoscópica de Hernia Inguinal

Comprendiendo los síntomas, causas, tratamiento  y cirugía  o reparación laparoscópica de la hernia abdominal

Causas: las hernias inguinales ocurren cuando los tejidos blandos - generalmente parte del intestino - sobresale a través de un punto débil o desgarro en la parte inferior de la pared abdominal. El resultado puede ser bulto doloroso - especialmente cuando usted tose, doblarse o levantar más de un objeto pesado.

No necesariamente peligrosas en sí mismas, las hernias inguinales pueden dar lugar a complicaciones potencialmente mortales. Por esta razón, su médico puede recomendar la reparación quirúrgica de una hernia inguinal que es dolorosa o que se vuelva más grande.

Hoy en día las hernias inguinales pueden ser reparados con éxito a través de la cirugía laparoscópica

Síntomas:  Algunas hernias inguinales no causan ningún síntoma, y usted no puede saber que usted tiene uno hasta que su médico lo descubra durante un examen médico rutinario.
A menudo, sin embargo, usted puede ver y poder sentirse la protuberancia creada por el intestino saliente. La protuberancia es generalmente más obvia cuando usted se para verticalmente, especialmente si usted tose o esfuerza.

Los signos inguinales de la hernia y síntomas incluyen:

  • Una protuberancia en el área a ambos lados de su hueso púbico
  • Molestia en la ingle, al agacharse especialmente, tosiendo o al levantar objetos
  • Una sensación de pesadez en la ingle
  • Ocasionalmente, en hombres, el dolor e hinchándose en el escroto alrededor de los testículos cuando el intestino saliente desciende en el escroto

 

Hernia Inguinal
Hernia Inguinal

Cuándo ver a un médico? Vea a su médico si usted tiene una protuberancia dolorosa o notable en el área a ambos lados de su hueso púbico. Es probable que la protuberancia sea más evidente cuando usted se para verticalmente, y usted puede sentirla generalmente si usted pone la mano directamente sobre el área afectada.

Usted debe puede empuja fácil y suavemente la hernia en su abdomen cuando usted está acostado. Si no, aplicando una compresa de hielo en el área puede reducir la inflamación lo suficiente como para que la hernia se logre deslizar fácilmente. Estar con la pelvis más alto que la cabeza también puede ayudar.

Si usted todavía no puede introducir la hernia, el intestino herniado puede haber llegado a ser atrapado (encarcelado) en la pared abdominal una condición grave que puede requerir atención médica inmediata. Esta condición puede estar acompañada de la náusea, vomitando o  fiebre, y una protuberancia de hernia que gira rojo, púrpura u oscuro. Si cualquiera de estos signos o síntomas ocurre, llame su médica inmediatamente.

Tratamiento:  Si su hernia es pequeña y no le incomoda, su doctor podría recomendarle observación. Pero las hernias agrandadas o dolorosas requieren generalmente la reparación quirúrgica para quitar el malestar y prevenir complicaciones serias.

¿Cuáles son las ventajas de la reparación laparoscópica de Hernia Inguinal?

La reparación laparoscópica de hernia es una técnica de reparación de desgarros en la pared abdominal (músculo) mediante el uso de la técnica laparoscópica  (en donde se hacen incisiones pequeñas, se usa un telescopios y un parche o malla). Es posible que le permita un retorno más rápido al trabajo y a las actividades normales con una reducción del dolor en el caso de algunos pacientes.

¿Soy candidato para la reparación laparoscópica de Hernia Inguinal?
Recién después de practicársele un examen a fondo podrá su cirujano determinar si la reparación laparoscópica de hernia le conviene a usted. El procedimiento quizá no sea el más indicado para algunos pacientes que se hayan sometido a una cirugía abdominal anterior o tienen alguna afección médica subyacente.

¿Qué preparación se requiere?

  • Por lo general, las operaciones de hernia se realizan en forma ambulatoria, por lo tanto es probable que vaya a casa el mismo día que se le hace la cirugía.
  • La preparación prequirúrgica incluye análisis de sangre, evaluación médica, radiografía de tórax y un electrocardiograma dependiendo de su edad y su condición médica.
  • Se le recomienda que se dé una ducha la noche anterior o la mañana de la cirugía.
  • Si tiene dificultad para mover el vientre, puede usar un enema o algún preparado similar después de consultarle a su cirujano.
  • Después de la medianoche de la noche antes de la operación, no debe comer ni beber nada, salvo las medicaciones que su cirujano le haya dicho que se le permiten tomar con un sorbo de agua la mañana de la cirugía.
  • Fármacos tales como aspirina, anticoagulantes, antiinflamatorios (medicamentos para la artritis) y vitamina E deben suspenderse en forma temporaria durante varios días y hasta una semana antes de la cirugía.
  • No debe usarse medicación de dieta ni hierba de San Juan durante las dos semanas previas a la cirugía.
  • Deje de fumar y haga los arreglos necesarios para cualquier ayuda que pueda necesitar en su casa.

¿Qué esperar después de la cirugía?

  • A continuación de la operación se le trasladará a la sala de recuperación donde se le vigilará durante una a dos horas hasta estar plenamente despierto.
  • En cuanto esté despierto y pueda caminar, se le enviará a su casa.
  • Con cualquier operación de hernia puede contar con la expectativa de tener algo de dolor mayormente durante las primeras veinticuatro a cuarenta y ocho horas.
  • Se le anima a que se levante y camine el día siguiente a la cirugía.
  • Con la reparación laparoscópica de hernia es probable que pueda retomar sus actividades normales al cabo de un lapso corto. Entre dichas actividades se incluyen: darse duchas, conducir su automóvil, subir escaleras, levantar cosas, trabajar y tener relaciones sexuales.

Llame y pida un chequeo médico de control antes de cumplirse las dos semanas siguientes a su operación

En qué consiste la enfermedad del reflujo gastroesofágico
(GERD- siglas en ingles) y Cirugía de la Hernia Hiatal

  • Enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD- siglas en ingles)

¿Qué significa tener reflujo?

Normalmente los alimentos una vez masticados pasan de la boca al esófago y llegan al estómago, donde se mezclan con el jugo gástrico ácido para su digestión. El esófago y el estómago están separados por un esfínter (esfínter esofágico inferior), que es una banda de fibras musculares que cierran, o válvula, que impide que los alimentos, junto con los ácidos del estómago, regresen de nuevo al esófago. A diferencia del estómago, el esófago no está preparado para resistir los efectos del ácido.

La enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD- siglas en ingles) es una condición en la cual el alimento o el líquido regresan desde el estómago hacia el esófago. Este material parcialmente digerido es un líquido muy ácido y al pasar al esófago lo irrita, provocando sensación de ardor y pudiendo llegar a producir con el tiempo una inflamación e incluso una pequeña herida en la pared del esófago.


¿A qué se debe el reflujo?


El reflujo gastroesofágico es una condición común que a menudo se presenta sin síntomas después de las comidas. El reflujo se presenta si el esfínter no se cierra de manera adecuada, así, los contenidos gástricos pueden regresar hacia el esófago y ocasionar los síntomas.

No todas las causas son conocidas, pero parece ser debido a que el esfínter que separa el esófago del estómago no cierra correctamente y deja que el contenido ácido del estómago pase al esófago. El reflujo es bastante frecuente en la población general, y sobre todo ocurre en los bebés (porque el esfínter no está completamente desarrollado) y en los adultos, porque con los años el esfínter deja de funcionar y no cierra correctamente.
Entre los factores de riesgo para el desarrollo del reflujo se encuentran el embarazo, una hernia hiatal  y el sobrepeso entre otros.


¿Cómo saber si tengo reflujo?

El síntoma más frecuente del reflujo es el quemazón o ardor en la boca del estómago, o en la parte más baja del pecho, que sube por detrás de la parte central del pecho llegando en ocasiones hasta la boca.  A este dolor se le conoce como acidez y  es un dolor urente bajo el esternón  que aumenta con la flexión, la inclinación del cuerpo y la ingestión de alimentos y se alivia con antiácidos. Es más frecuente o empeora en la noche.

Otro síntoma muy frecuente es la presencia repentina de alimentos en la boca sin acompañarse de náuseas ni vómitos (regurgitación). También puede notarse cierta sensación de acidez en la boca.

Estos síntomas ocurren más frecuentemente cuando se acuestan, y sobre todo después de las comidas, tras las comidas copiosas, al comer ciertos alimentos o al tomar bebidas alcohólicas.

Otros síntomas son eructos,  náuseas y vómitos, ronquera o cambios de voz, irritación de la garganta y cuadros repetidos de infección en la garganta, dificultad para deglutir y tos crónica.

Los síntomas pueden presentarse de manera diferente en cada persona. Fijarse y apuntar qué situaciones o qué alimentos y bebidas le producen esta sensación de reflujo o acidez con más frecuencia puede ser muy útil. Detectar estas situaciones y comentarlas con su médico facilita el intentar cambiarlas y probablemente conseguir una mejoría.


¿Qué posibilidades de tratamiento tengo?

El cirujano le indicará si es necesario realizar alguna prueba y qué tratamiento es el más adecuado para usted. Ello dependerá en gran medida de la gravedad de sus síntomas: si sus síntomas son leves probablemente no requerirá tratamiento con medicamentos, y mejorará simplemente introduciendo algunos cambios en su dieta y sus hábitos de vida.

Las medidas generales son, entre otras: disminuir de peso, evitar acostarse después de las comidas, dormir con la cabecera de la cama elevada, ingerir los medicamentos con abundante agua, evitar en la dieta la grasa, chocolate, cafeína y menta porque pueden ocasionar una presión esofágica baja así como evitar el consumo de alcohol y tabaco.

En caso de ser necesario el tratamiento médico, existen varios tipos de medicamentos. El objetivo del tratamiento es conseguir que el estómago produzca menos cantidad de ácido, y que cuando el contenido del estómago pase hacia el esófago la irritación sea menor o desaparezca.

Los antiácidos, no son los más adecuados para el tratamiento de esta enfermedad. Estos medicamentos neutralizan el ácido evitando que actúe sobre la pared del esófago y estómago, y en general están indicados únicamente en las formas más leves.

La enfermedad por reflujo suele mejorar, pero habitualmente después de un tiempo sin síntomas puede volver a aparecer. En casos recurrentes, o que no mejoran con medicación, es necesaria la intervención quirúrgica. En la actualidad puede realizarse laparoscópicamente disminuyendo el tamaño de las cicatrices y haciendo la recuperación mucho más rápida.

La cirugía antirreflujo (fundoplicatura de Nissen) se recomiendan en  pacientes con síntomas persistentes a pesar del tratamiento médico.

2. Cirugía de hernia hiatal- Reparación Laparoscópica de Hernia Hiatal
Comprendiendo los síntomas, causas, tratamiento y cirugía  o reparación laparoscópica de la hernia hiatal.

Causas: La hernia hiatal se presenta cuando la abertura normal en el diafragma es demasiado grande. Si el defecto no se repara, el estómago u otros contenidos abdominales pueden protruir (herniarse) hacia el tórax, causando acidez (reflujo gastroesofágico), Ardor de estómago  y un daño serio al esófago.
Muchas personas de 50 años de edad y mayores tienen hernias hiatales pequeñas; sin embargo, las hernias hiatales pueden afectar a personas de todas las edades.
Las causas que se han sugerido para la hernia hiatal incluyen las siguientes:

  • Tos.
  • Vómitos.
  • Esfuerzos.
  • Esfuerzo físico repentino.
  • La obesidad  y el embarazo también pueden contribuir a este trastorno.

Síntomas:  Una hernia hiatal en sí rara vez presenta síntomas. El dolor y la molestia generalmente se deben al reflujo del ácido gástrico, el aire o la bilis.

  • Ardor de estómago
  • Acidez: que empeora cuando la persona se flexiona o se acuesta
  • Dificultad para tragar
  • Dolor torácico
  • Eructos

 

Hernia Hiatal
Hernia Hiatal

Tratamiento:  El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y prevenir las complicaciones.  La reducción de la regurgitación de los contenidos estomacales hacia el esófago (reflujo gastroesofágico) alivia los síntomas de dolor. Además, se pueden prescribir medicamentos para neutralizar la acidez estomacal, para disminuir la producción de ácido o para fortalecer el esfínter esofágico inferior.
Otras medidas para reducir los síntomas son:

  • Evitar las comidas pesadas o abundantes
  • Nunca acostarse ni agacharse inmediatamente después de una comida
  • Bajar de peso y dejar de fumar

Si los síntomas y el origen de las complicaciones no se pueden controlar adoptando medidas médicas o generales, la hernia podría requerir una reparación quirúrgica (reparación laparoscópica de la hernia hiatal)

¿Cuáles son las ventajas de la reparación laparoscópica  de Hernia Hiatal (también conocida como Fundoplicatura; cirugía antirreflujo, Nissen)?

Existen numerosas técnicas quirúrgicas para corregir el defecto en el diafragma (hernia hiatal), pero la mas utilizada por su eficacia es la cirugía de Nissen o cirugía antireflujo. 

Esta cirugía  se puede y debe de realizar pos vía laparoscópica:  se hacen unas incisiones pequeñas (1 cm.) en el abdomen, a través de las cuales se pasan instrumentos y una cámara de fibra óptica mientras el paciente se encuentra bajo el efecto de la anestesia general. El estómago y la parte inferior del esófago se reubican de nuevo en la cavidad abdominal, se ajusta el hiato y se sutura el estómago en su posición dentro de la cavidad abdominal. La parte superior del estómago (fondo) se  envuelve alrededor del esófago (funduplicatura) para reducir el reflujo. La funduplicatura es una operación segura y efectiva. El reflujo se reduce enormemente o se elimina en el 95% de los pacientes.

¿Qué preparación se requiere?

  • A partir de las doce de la noche del día anterior a la cirugía no podrá tomar nada por boca.
  • Debe bañarse la noche anterior o antes de la cirugía.
  • Si toma alguna medicación diariamente, el cirujano le indicará si debe tomarla la mañana de la cirugía con un pequeño sorbo de agua.
  • Si usted toma aspirina, antiagregantes o medicación para artritis, deberá suspender estas drogas antes de la intervención, el cirujano le informará de la pauta a seguir.
  • El día de la operación permanecerá en ayunas.
  • Se ingresa unas horas antes para preparación.
  • La cirugía durará en torno a 1 hora.
  • No obstante, la preparación anestésica y quirúrgica en el quirófano y la salida del paciente del quirófano lleva su tiempo, por lo que para los acompañantes la espera será más larga, aunque el tiempo real de acto operatorio sea corto.
  • Doce horas después de la intervención se iniciará la ingesta con líquidos, aumentando la comida a dieta pastosa a las 24 horas.
  • Si la tolerancia es buena se dará el alta a las 48 horas, con indicaciones precisas de cómo debe ser la ingesta en el domicilio, de la medicación que debe tomar y cuando volverá a revisión

¿Qué esperar después de la cirugía?

  • La solución laparoscópica de una hernia de hiato y/o el reflujo gastroesofágico es una cirugía abdominal mayor y se puede sentir algo de dolor, tampoco la nausea y el vómito son infrecuentes.
  • Una vez que se tolera la dieta, los pacientes abandonan el hospital ese mismo día o al siguiente.
  • La actividad depende de cómo el paciente se sienta. Se aconseja caminar.
  • Pueden retirarse los apósitos y bañarse al día siguiente de la cirugía.
  • Los pacientes probablemente serán capaces de volver a sus actividades normales en una semana, incluyendo, conducir, subir escaleras, levantar objetos livianos y trabajar.
  • En general, la recuperación es progresiva desde la llegada a su domicilio.

    Llame y pida un chequeo médico de control antes de cumplirse las dos semanas siguientes a su operación

Cirugía de Vesícula Biliar- Colecistectomía Laparoscópica.

¿Qué es la vesícula biliar?
La vesicular biliar es un órgano en forma de pera que se localiza en la parte superior derecha del abdomen, por debajo del hígado. 

Su función principal es el almacenamiento de la bilis, la cual es producida por el hígado. 

La bilis es liberada por la vesícula al ingerir los alimentos ayudando así a la digestión.  La bilis viaja por unos conductos pequeños- conductos biliares (vías biliares) hacia el intestino delgado.

 

Vesícula biliar

Vesícula biliar

Causas: Colelitiasis, cálculos biliares o piedras en la vesícula biliar, significa formación de cálculos (piedras) en la vesícula. Estos cálculos se forman por la precipitación de cristales de colesterol debido a una alteración en la relación entre sales biliares, sales de calcio, pigmentos biliares y colesterol. Es una enfermedad muy frecuente.

 

Obstrucción conducto biliar

Obstrucción conducto biliar

 

    Síntomas:  Los pacientes con cálculos biliares pueden ser totalmente asintomáticos (sin molestias) por mucho tiempo o presentar síntomas como dolor o dispepsia (indigestión) después de comer, particularmente comidas con grasa. Es más común en mujeres, especialmente después de los 40 años y con sobrepeso. Una vez que presentan síntomas, éstos pueden ser cólicos biliares, que se manifiestan por dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen (boca del estómago e hígado), que generalmente se irradian a la espalda. Este dolor puede durar entre 2-4 horas y luego desaparecer completamente. Se produce por la contracción de la vesícula que trata de expulsar la bilis, cuando un cálculo se ubica en el cuello de la vesícula impidiendo la salida de la bilis. Otros síntomas pueden incluir: escalofríos, fiebre, ictericia (color amarillo de piel y mucosas), los cuales generalmente se presentan como complicaciones de la colelitiasis.

    Generalmente las piedras son pequeñas y compuestas principalmente por colesterol y sales biliares.  En algunos casos estas piedras pueden causar la obstrucción de la salida de la bilis de la vesícula, causando: dolor (cólico biliar) o inflamación e infección  de la misma (colecistitis aguda). 

    Estos síntomas, entre más severos, pueden estar acompañados de intenso dolor abdominal, vomito y fiebre. 

    Si la piedra obstruye los conductos de drenaje de bilis hacia el intestino, se produce lo que se conoce como coledocolitiasis, una condición en que el paciente característicamente, adquiere un color amarillo intenso (ictericia).

    Una condición, en ocasiones, severa derivada en muchos casos como consecuencia directa de la obstrucción parcial de las piedras en el sitio de desembocadura del intestino delgado, es la pancreatitis aguda.

 ¿Cómo se diagnostica? El ultrasonido es el método mas usado para diagnosticar las piedras en la vesícula.

Tratamiento:  El tratamiento de colelitiasis o de las piedras en la vesícula, es exclusivamente quirúrgico.  En algunos casos puede ser manejado temporalmente con drogas o dietas especiales antes de programar la operación.

¿En qué cosiste la cirugía laparoscópica  de la vesícula biliar?

Es una cirugía mayor pero rutinaria.  Se requiere anestesia general y en algunos casos unas valoración preoperatoria por un medico internista en aquellos pacientes que padecen enfermedades crónicas tales como presión alta y diabetes.  El abordaje del paciente, se hace con incisiones muy pequeñas por las que se introduce un lente (laparoscópico) e instrumental especializado para llevar a cabo la extracción de la vesícula.  Es un procedimiento seguro que aporta varios beneficios en el post operatorio, entre los cuales tenemos mucho menos dolor, mayor rapidez de recuperación, menos índice de infecciones y hernias post operatorias a largo plazo y un más rápido retorno a las actividades cotidianas del paciente.

Más.. .